Aqui encontraràs las últimas noticias de deportes tanto de futbol, formulas 1, motogp…., podràs dar tu opinión

Resumen 2016

2016: El año de las luces y las sombras

El deporte vivió instantáneas inolvidables pero también dejó dolorosos vacíos que nunca se llenarán

El año que ahora concluye ha sido una de las cocteleras deportivas más agitadas y agridulces que se recuerdan. 2016, bisiesto y olímpico, escribió los epitafios de dos de los deportistas más gloriosos de la historia de los JJ.OO., vivió un nuevo episodio en la carrera armamentística por el dominio del fútbol mundial que dirimen Barça y Madrid, cubrió del oro de Brasil a muchos españoles, despidió dolorosamente a algunas de las leyendas más importantes de todos los tiempos, destapó las vergüenzas de un entramado de dopaje sistemático y hasta tuvo espacio para que una modesta Cenicienta inglesa se calzara su zapatito de cristal en un mundo de madrastras cargadas de libras esterlinas.

Río de Janeiro organizó lo que alguien demasiado generoso definió como “los mejores peores Juegos de la historia”. Una economía en pleno desmoronamiento, los escándalos de corrupción salpicando a toda la clase política y empresarial del país y una población con necesidades básicas desatendidas no era el mejor caldo de cultivo para acoger unos fastos que muchos brasileños veían superfluos e innecesarios. Gradas vacías, sedes por terminar o comunicaciones caóticas quedaron en segundo plano cuando los mejores atletas del mundo acudieron al rescate y desplegaron sus asombrosos superpoderes.

Michael Phelps y Usain Bolt cerraron su trayecto olímpico con un epílogo a la altura de sus propias leyendas. El nadador estadounidense salió de Río con cinco oros y una plata, elevando su cosecha hasta un total de 28 medallas, 23 de ellas de oro. El atleta jamaicano firmó el ‘triple-triple’ de la velocidad, consiguiendo tres oros en 100, 200 y el relevo 4×100 por tercera vez tras Pekín’08 y Londres’12. Ellos fueron los abanderados de 16 días de maravillas en los que también dejaron su impronta la invencible tragamillas del cloro Katie Ledecky. el resorte humano que es la gimnasta Simone Biles, un Andy Murray que firnalizó el año como número uno del tenis mundial o un Neymar cuyo gol en la tanda de penaltis de la final fue, literalmente, de oro.

España se marchó de Brasil con 17 medallas, un botín habitual, y con más oro que nunca (7) salvo Barcelona’92. Los cracks como Mireia Belmonte, Carolina Marín, Rafa Nadal, Ruth Beitia o Pau Gasol respondieron y deportes como el piragüismo y el basket rayaron a un nivel enorme.

Durante todo el año Barça y Madrid mantuvieron el cara a cara por ser el referente del fútbol mundial. Los de Lucho salieron airosos con un magnífico doblete Liga-Copa, de la mano de un Tridente que volvió a asombrar. Messi, tras recoger por el camino su quinto Balón de Oro, volvió a hacer esas diabluras que sólo él es capaz de imaginar, cargándose de argumentos para ser recordado como el mejor futbolista de la historia, mientras Luis Suárez confirmaba su condición de artillero con una más que merecida Bota de Oro y Neymar se sumaba a la fiesta de la creatividad y el talento.

El único (gran) lunar llegó en la Champions donde un viejo conocido, el Atlético de Madrid, se llevó una verdadera final anticipada en cuartos. Los del Cholo progresaron hasta la final, donde de nuevo se cruzaron con el Real Madrid, un mal cliente cuando hay un título en juego. Los de Zidane levantaron la undécima en la tanda de penaltis y posteriormente lo refrendaron con un Mundial de Clubs donde el japonés Kashima les llevó al límite. El Sevilla volvió a imponerse en ‘su’ competición, una Europa League que ya ha levantado cinco veces.

2016 fue también año de Copa América, con triunfo de Chile y un nuevo KO en la final de un Messi gafado con la albiceleste que derivó en una retirada relámpago, y de Eurocopa. La Roja vivió su particular fin de ciclo con una pronta eliminación ante Italia en 1/8 de final; Del Bosque dejó paso a Julen Lopetegui para iniciar una nueva era. Mientras la Islandia vikinga cautivaba el corazón de los aficionados, un Portugal poco brillante acabó levantando el título pese a la lesión de Cristiano Ronaldo en la final. El de Madeira vivió un buen año en lo deportivo que se empañó en lo personal con una supuesta evasión de impuestos por valor de 150 millones de euros.

Si Islandia se quedó en el camino de cumplir el sueño de los modestos, el Leicester inglés llegó hasta la meta, levantando la Premier League pese a tener un presupuesto modesto, como corresponde a un equipo que dos años antes estaba en Segunda. Claudio Ranieri condujo a los ‘Foxes’ a levantar el título en una Liga en la que se reecontraron en Manchester Jose Mourinho (United) y Pep Guardiola (City).

El fútbol lloró la muerte del ‘Holandés Volador’. Johan Cruyff, mito culé y patrimonio del mundo, fallecía a los 68 años en una Barcelona que le rindió homenaje durante varios días. No fue el único adiós. El púgil Muhammad Ali, el mayor icono deportivo de todos los tiempos, también se convertía en inmortal, como Arnold Palmer (golf), Gordie Howe (hockey hielo), Perico Fernández (boxeo) o Luis Salom (motociclismo). Un accidente de aviación truncó de golpe todos los sueños del Chapecoense, un modesto equipo brasileño que partía hacia Colombia en busca de la gloria.

El deporte español continuó flexionando músculo. Marc Márquez con su tercer título de MotoGP, Garbiñe Muguruza conquistando Roland Garros, Javier Fernández ganando el mundial de patinaje, Toni Bou intratable en trial…

También hubo trapos sucios. El informe McLaren destapaba una red sistemática de dopaje centrada en Rusia y términos nuevos, como meldonium, se añadían al largo diccionario de las trampas deportivas; las consecuencias aún están por verse.

En baloncesto el Barça vivió una metamorfosis: se marchó Xavi Pascual para dejar paso a Bartzokas, que rediseñó un equipo al que las lesiones aún no han dejado mostrar su verdadero potencial. Mientras, un Real Madrid avasallador dominaba la Liga y la Copa ACB. En la NBA LeBron James arrebató la gloria del anillo a un Stephen Curry que había recordado al mejor Michael Jordan y Pau Gasol cambiaba el rojo de Chicago Bulls por el negro de San Antonio Spurs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: